INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA

El  reflujo venoso crónico ocurre por daños de las válvulas normales de las venas por la presencia de coágulos o trombosis venosa.  El daño de las válvulas genera éstasis venoso (circulación lenta en las venas de las piernas).  La permanencia de la sangre en las venas y su poca circulación produce hinchazón o edema de las piernas, que con el tiempo obscurecen la piel.  Aunque la insuficiencia venosa crónica no se cura, se puede limitar con tratamiento médico evitando la aparición de úlceras, en algunos casos la cirugía o Láser endovascular es la solució

Descripción detallada:

Se deben reconocer en forma temprana los síntomas de insuficiencia venosa crónica.  El permanecer periodos prolongados sentados puede producir edema o hinchazón en las piernas, el síntoma más frecuente de  insuficiencia venosa crónica es el edema o hinchazón de los tobillos.  Si la hinchazón aumenta y se mantiene por tiempo prolongado, la piel se torna oscura, genera picazón, y si no se trata a tiempo termina con úlceras de difícil tratamiento.

Para reducir el riesgo del desarrollo de úlceras en las piernas, se debe mejorar la circulación venosa.  Hay varias maneras de hacerlo, elevando las piernas, haciendo ejercicios, y usando medias elásticas.  Es recomendable perder peso.  Si debe permanecer de pie o sentado por largas horas, se debe mantener movimiento en los pies, cambiar de posición y movilizar las piernas en la medida posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s